miércoles, 28 de mayo de 2008

ALMA ATA INTERNATIONAL PICTURES: una panda de mafiosos

Ciertamente quiero provocar la atención de los “asíduos” a mi blog sobre este tema que ha llegado a mis oídos y que espero equivocarme al contarlo y que todo sea mentira...
Al parecer, la productora Alma Ata Internacional pictures, ha producido una serie (no diré el nombre) para emitirla en una cadena de televisión; quizá más adelante saquen el DVD...
Alma Ata, habló con unos estudios (los cuales no puedo nombrar por los motivos que veréis a continuación) para que ellos buscaran las voces más apropiadas para dar vida a los personajes mudos, es decir: sonorizar la serie.
Una sonorización no es lo mismo que un doblaje, por lo que el pago a los actores y el acuerdo con los estudios es completamente diferente.
Un doblaje consiste en “doblar” a un actor: ese actor tiene una voz extranjera que se DOBLA al español.
Una sonorización es una imagen (aveces ni siquiera hay dicha imagen) completamente muda en la que el actor debe encontrar la sincrónica, el ajuste, la interpretación ,etc, sin tener una base “en original” porque no hay voces que doblar...
Es decir, doblaje y sonorización son cosas distintas... y por lo tanto, trabajos diferente.
¿Qué significa esto? Pues que la sonorización se paga de otra forma.
Lo que ha ocurrido es que Alma Ata SE NIEGA a pagar el precio estipulado por dichos estudios (que han puesto el precio legal a la SONORIZACIÓN).
Alma Ata quiere ahorrarse el 50% de lo estipulado, ya que la sonorización se paga (más o menos) como dos veces más que el doblaje; por ejemplo: si los estudios han pedido 10.000€ por toda la serie (no sé el precio real), Alma Ata quiere pagar solo 5.000€.
Esto significa que los actores de doblaje que trabajen para dicha serie NO COBRARÁN lo estipulado por Convenio y por Ley.
Vamos, que se les pagará la mitad.
Es como si a un dependiente de una tienda se le paga por horas pero ya sean horas extras, horas normales o un horario nocturno; las cobrara siempre igual y no: se cobra más de noche que por la mañana ¿verdad? O si haces horas extras, te pagan las horas extras ¿o no?
Pues en este caso no: los actores de doblaje cobrarán una cantidad inferior en caso de que no se llegue a un acuerdo entre estudios y productora.
Esto es una injusticia, pero lamentablemente Alma Ata International Pictures no será la primera ni la última productora/distribuidora/cliente que se salta el convenio a la torera...
¿Cuándo terminará todo esto?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo diría que el problema lo tiene el estudio con los actores y no el cliente que negocia un precio con el estudio por el trabajo. Como estudio cotizo un precio al cliente, y los actores entre otros son mi coste que debo contemplar cuando cotizo un precio.
¿Que culpa tiene el cliente?

Anónimo dijo...

Pues no se a que espera también esta gente a pagar a parte del equipo técnico de la pelicula ASD de T.Gonzalez, porque creo que también estan de juicios. Es una pena porque los que alli trabajaron son muy profesionales y era un reparto y un equipazo de lujo, pero estos señores parece que han hecho del racaneo su mantra y han pagado a muchos de los allí presentes mucho menos de lo que su trabajo real merecía.
Espero que les estrenen pronto su pelicula porque la profesionalidad y el respeto al trabajo de los que allí participaron lo merecen.

Lionel dijo...

¿Cuándo terminará todo esto? Pues cuando la gente, los ciudadanos, dejen de ser sumisos y ampecen a decirles a sus jefes que NO, que conocen sus derechos y los defiendan a capa y espada, todos juntos, no sólo uno. Porque los empresarios cabrones lo seguirán siendo mientras se les deje, y si no decimos nada, nos la seguirán metiendo doblada. España tiene muy poca cultura de defensa por los derechos laborales, nuestra democracia es joven, no está muy implantado en la sociedad el pensamiento de plantarle cara al jefe, de juntarse toda la plantilla por el problema de uno. Lo dicho, en materia laboral somos muy sumisos. La gente traga horas extras sin pagar y condiciones completamente abusivas e ilegales en casi todos los sectores.